Agulla i Cisell: la propuesta de Peris Roca

Peris Roca, desfilando con la firma de Indumentaria Carlos Salvador en la segunda edición de “Agulla i Cisell” en Picassent, ha querido presentar la autenticidad y el respeto por la tradición que refleja la casa a través de tres conjuntos y una muestra de sus complementos.

Participando junto a otras firmas de Orfebrería Valenciana en la segunda pasarela de “Agulla i Cisell” en Picassent, la famosa firma Peris Roca ha presentado una exquisita colección de piezas, muy diferentes entre ellas, para representar el amplio abanico de estilos y materiales de los cuales dispone la casa.

El primer está compuesto por pendientes de bellota con cierre de candado, agujas prendedoras con forma de granadas, collar de nácar con esmalte de la Virgen anudado y dos manillas a juego. La modelo ha llevado una caraba, chatelaine con abaniquera, cruz, amuleto tipo corazón y un delicioso anillo tipo rosetón. En el pelo se ha colocado una peineta calada apuntada y agujas traveseras con rascador.

En el caso de la segunda modelo hemos visto unos pendientes tipo girándolas, aguja de pecho al cuello tipo isabelina, escapulario y agujas prendedoras en el pecho. Los brazos han ido adornados con un brazalete y una manilla mientras que el anillo llevaba 13 perlas. Para el pelo se ha pensado en una peineta de línea antigua recta del siglo XVIII con una decoración que reproduce un dibujo antiguo, completando el conjunto con agujas traveseras y rascador.

La tercera modelo ha lucido unos pendientes tipo lazo con esmeraldas mate: se trata de una reproducción de un par antiguo recuperado, con cierre de candado. El conjunto estaba compuesto por broche de pecho al cuello de 4 piezas típico del siglo XVIII, dos manillas con camafeos, un brazalete y una exquisita caramba con esmalte en sepia de San José con el Niño. Para el pelo se ha optado por agujas traveseras y rascador a juego, y peineta tallada de líneas curvas con dibujo recuperado.

Un niño ha desfilado llevando en las manos un conjunto de amuletos y talismanes protectores que se colocaban en las cunas de los bebes. Entre ellos, un medallón de lata para colgar del Arcángel San Miguel, medalla de San Vicente, un pequeño escapulario de la Virgen, un corazón, un pez, un sonajero de coral rojo y una “Pedreta del mal de cap”.

El último ejemplo de las capacidades de los artesanos de Peris Roca ha sido un elegante rosario en plata y piedra ónice.

Dejar un comentario

WhatsApp chat