Técnicas en orfebrería más utilizadas

En los últimos años, y con el auge de los trabajos artesanales incluso en las más pequeñas piezas, ha resurgido de nuevo la popularidad de artes tradicionales tan importantes en su tiempo como la orfebrería. Desde nuestro taller de orfebres Valencia, queremos que conozcas más de cerca este mundo.

No todo el mundo ha tenido la oportunidad de conocer de cerca todo lo que envuelve a oficios más tradicionales como este, que han ido desapareciendo para dejar paso de forma inevitable a las grandes producciones industrializadas y en cadena.

Qué técnicas utilizan los orfebres

Quizá hayas escuchado hablar más de ello cuando llegan las Fallas y las falleras adornan su cabello y su indumentaria con delicadas piezas hechas a mano de forma artesanal y con los materiales más nobles. Pero lo cierto es que la orfebrería no está solo reservada a este tipo de eventos o ceremonias más populares. 

Incluso en las piezas de joyería más modernas, todavía hay artesanos que trabajan siguiendo paso a paso las técnicas más antiguas y populares de la orfebrería. Estas pueden resumirse en: el cincelado-repujado, martillado, el recocido y el forjado

En cuanto al martillado, se trata de una de las técnicas más sencillas y básicas dentro del campo de la orfebrería. ¿En qué consiste? Se trata de moldear una lámina de plata sobre una forma metálica. Así, se martilla el metal sobre la superficie de dicha forma metálica. 

Seguimos con la siguiente técnica más popular: el recocido. ¿En qué consiste? Gracias a este proceso, el metal pasa a ser más maleable, permitiéndonos trabajar con más comodidad con ella. Así, mientras forjamos la pieza, esta es recocida al menos una vez. 

El metal se calienta y se sumerge posteriormente en una solución de capado. Este proceso, sencillo pero muy efectivo, puede repetirse hasta un máximo de cinco veces. El resultado es que obtendremos el metal más suave y blando que nos permitirá más opciones de diseño y personalización. 

El método cincelado-repujado también recibe el nombre de repoussé. Y, es la técnica del cincelador por excelencia, es la más difícil y la que nos permite diseñar y crear todo tipo de piezas y accesorios personalizados, de muchas formas y acabados posibles. 

Por último, llegamos a la técnica del forjado. Consiste en martillar la lámina de metal hasta conseguir la forma y la apariencia que deseemos. De esta manera, moldeamos y aplanamos con diferentes tipos de martillo y también damos forma mediante el uso de estacas. 

tecnicas orferberia

Como habrás podido comprobar, hay infinidad de piezas, tocados, joyería y diseños conseguidos dándole forma a la plata. Incluso tú también podrías diseñar tus propias joyas y encargarlas para lucir un trabajo artesanal de la mejor calidad. 

¿Y lo mejor de todo? Al ser piezas personalizadas, hechas de forma tradicional y totalmente a mano, ten por seguro que tu pieza será única y no habrá dos iguales. Sin duda será una pieza que se revalorizará con el transcurso de los años y pasará de generación en generación como un tesoro.

Dejar un comentario

como elegir aderezos y peinetas fallera
WhatsApp chat