Reinventarse tras el confinamiento

Reinventarse tras el confinamiento es una necesidad para muchos. El confinamiento ha traído cambios en la vida de todo el mundo. Algunos todavía necesitaremos un tiempo para poder evaluarlos, pero otros ya están presentes en nuestras vidas. Durante el tiempo de encierro hemos visto como muchos artistas presentaban trabajos y ofrecían conciertos. Y es que, ese parón, nos ha dado a todos tiempo para pensar y también para crear.

Para Elisa Peris, corazón y mente creativa de Peris Roca, esto es una realidad. Lo que más echaba de menos era la naturaleza y, cuando pudo retomar sus paseos, todo ese proceso creativo que todavía no tenía una forma definida comenzó a cobrar vida. Y surgieron así diademas y coronas-joya inspiradas en las hojas y en las flores.

diadema-flores-novia

Evidentemente, este tipo de joyas son perfectas para novias. Novias que, en muchos casos, han tenido que aplazar su gran día debido a la pandemia y que han visto como planes que habían comenzado a trazar incluso uno o dos años antes, se veían truncados. ¿No se merecen que este paréntesis les ofrezca la oportunidad de conseguir algo más en su boda?

Y así surge una idea que, al encontrar al equipo perfecto, se ha convertido en una realidad. Un proyecto que se lleva a cabo por cuatro mujeres emprendedoras y que tiene como protagonistas a las novias y su gran día.

Cuatro mujeres, cuatro proyectos y un objetivo

En este proyecto participan cuatro mujeres emprendedoras y artesanas. Comenzamos por Marta Ródenas, cuyos vestidos de novia han tratado de reflejar la sensación de libertad que todos sentimos al abandonar el confinamiento. Diseños juveniles, fluidos y que juegan con los volúmenes para conseguir una gran feminidad y elegancia.

vestifdo-novia-boda

Judith Górriz, al frente del maquillaje y de los peinados de las novias, se encarga de poner a punto el rostro de las novias y reflejen la felicidad cuando celebren su gran día tras todos los obstáculos que se han interpuesto en el camino.

El conjunto se completa con las maravillosas joyas creadas por Peris Roca, como no podía ser de otro modo. Amparo Fotografía, la cuarta emprendedora, se dedica a recoger cada uno de los momentos mágicos de ese día con su cámara. Crea auténticas colecciones de arte con las fotografías que captura.

Sin duda, el trabajo de estas cuatro mujeronas combina a la perfección para lograr crear un sentimiento y un objetivo común: hacer que las novias se sientan todavía más especiales si cabe.

Nuevos retos para una nueva normalidad

La búsqueda de nuevos retos que ayuden a sobrellevar esta nueva normalidad es fundamental para estas artesanas, que han reflejado a novias modernas, muy seguras de sí mismas. Y que tienen claro lo que quieren y no temen hacer algo diferente a lo establecido.

Novias radiantes con pantalones blancos y transparencias, con su toque clásico pero también dejando atrás los clichés vigentes, y dispuestas a abrir nuevos caminos en los que los límites los marca su propia personalidad y la floreciente imaginación de emprendedoras como las que se han involucrado en este proyecto.

Con las coronas-joyas y diademas de la nueva colección, cualquier novia se verá a sí misma con el poder y la majestuosidad de una diosa griega clásica y con la elegancia y la clase que toda mujer quiere transmitir en un día tan especial para ella.

corona-joya-diadema-boda

Un tipo de joya perfecta para la novia más actual, pero también para la que lleva un atuendo más clásico. Combina perfectamente con los vestidos minimalistas de moda y también con aquellos algo más vaporosos. Y siempre realzan la belleza, no solo de la novia, sino del trabajo de peluquería con el que se complementan.

Cuando la crisis es oportunidad

Este es un ejemplo de cómo afrontar una crisis y convertirla en una oportunidad para crear algo nuevo, para reinventarse y para buscar nuevos mercados. En este caso se trata de cuatro mujeres artesanas y emprendedoras, que saben de primera mano que, cuando los tiempos son difíciles, es el momento de exprimir al máximo la creatividad y aprovechar todas las oportunidades que puedan venir.

El mercado de las bodas se está reactivando y, aunque ahora tienen que celebrarse con medidas de seguridad y con menos invitados, en muchos de los casos, una novia siempre quiere verse estupenda sea para 600 personas o para 60. Además, para las que han tenido que aplazar su fecha o para aquellas que por las circunstancias actuales no podrán tener a todos sus amigos cerca, el verse mejor que nunca será una pequeña compensación para todo lo pasado.

Ver en la crisis una oportunidad para reinventarse es propio de mentes creativas y la de Elisa Peris es de esas que nunca descansan. Por lo que seguro que pronto veremos nuevos proyectos de nuestra diseñadora de joyas y artesana, que ha sido capaz de reinventarse tras el confinamiento.

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
¿Quieres más información?
X
Concreta una cita
con nosotros
Concreta una cita
con nosotros
Descárgate nuestra revista de forma gratuita